Buscar
  • Elena Ferrer

¿Planificar es aburrido?


¿Por qué aplazamos ciertas tareas?

Algunas de las razones por la que se aplazan tareas son: falta de recursos para llevar a cabo la tarea, que no se tenga conocimiento de lo que hay que hacer, que la tarea no se adecúe al momento ni a la persona…. Y otra opción (y la más recurrente) es la falta de tiempo.


Sin embargo, ¿verdaderamente no tenemos tiempo?


Antes de continuar vamos a realizar un pequeño Ejercicio

Cierra los ojos y echa la vista atrás:
· ¿Cuántas veces has dicho No tengo tiempo?
Una vez respondas, vuelve a cerrar los ojos y reflexiona:
· ¿Cuántas eran realistas?

En muchas ocasiones, es cierto que no tenemos tiempo material para realizar aquello que nos proponemos.


Sin embargo, en otras muchas, la falta de tiempo tiene que ver con una percepción subjetiva relacionada con la ansiedad que acompaña a las tareas por empezar o inacabadas, sobre todo si existe un cierto grado de incertidumbre y/o exigencia de calidad en el rendimiento.


¿Cómo planificas?

Planificar no se refiere únicamente a poner tareas en una agenda rellenando huecos sino que debe tener una consistencia y sobre todo debe ser algo REALISTA; pero realista de verdad.


Si no es así, la consecuencia es la aparición de una sensación de frustración y agobio que no ayuda a que consigamos aquellos objetivos que realmente tenemos que realizar.


Por esta razón, es importante PLANIFICAR

Pero, ¿planificar es aburrido?

¡Qué va! Planificar tiene que estar dentro de nuestro día a día. Obviamente esta estrategia (como muchas otras) necesita de un entrenamiento previo, un aprendizaje y su posterior automatización.


Y esto es costoso.


Sin embargo, una vez se haya llevado a cabo varias veces y nos hayamos familiarizado con ésta, todo será más sencillo ¡e incluso divertido!


¿Si planifico tendré tiempo para hacer todo lo que me gustaría?

No del todo, pero sí optimizaremos el tiempo dando calidad a la realización de las tareas y, seguramente, haremos actividades a las que antes no podíamos dar ni un minuto. Del mismo modo, se minimizarán sensaciones tan desagradables como la frustración, el desánimo o el enfado al no “llegar a todo”.



Entonces, ¿Planificar es aburrido?



¡Os leo!

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo